El futuro del chocolate depende de la existencia de una cadena de suministro sostenible

El chocolate ha sido apreciado durante miles de años, y todos aquellos que adoran su aroma y su sabor lo consumen cada vez más. A pesar de la creciente popularidad del chocolate, los desafíos medioambientales, sociales y económicos impiden que muchos cultivadores de cacao obtengan lo suficiente para llevar una vida sostenible.

 

Cacao-Trace aboga por un chocolate sostenible y de gran calidad. Se trata de un programa mutuamente beneficioso que se basa en el conocimiento y la experiencia de los cultivadores locales y que los capacita para ser más productivos y sostenibles. Ayudando a los cultivadores a aumentar el valor de su cacao, las generaciones venideras podrán disfrutar de un chocolate de gran sabor.