El mundo del chocolate

Farming/es
Fermentation/es
Sun drying/es
Roasting/es
Chocolate making/es

Del árbol a la golosina – El camino del cacao hasta convertirse en chocolate

La transformación del cacao en chocolate empieza en un árbol, el Theobroma Cacao. Propio de climas húmedos y tropicales, este árbol comienza a dar sus frutos a los dos años. Su fruto es la vaina del cacao, que contiene los valiosos granos de cacao. Cosechados de manera manual, dichos granos se fermentan de forma natural durante una semana y se secan al sol. El camino continúa cuando se envían a los productores de chocolate, que los tuestan y muelen hasta convertirlos en pasta de cacao. Esta pasta se mezcla posteriormente con azúcar y otros ingredientes, y luego se refina para desarrollar los aromas por los que suspiran los amantes del chocolate de todo el mundo. Cada uno de los pasos de este complejo proceso es crucial para conseguir un chocolate de sabor superior.

La agridulce realidad del chocolate

La agridulce realidad del chocolate

Los desafíos para satisfacer la creciente demanda de chocolate en los mercados consumidores como Norteamérica, Asia y Europa son abrumadores. El cacao se cultiva en plantaciones que se concentran en un pequeño número de países en vías de desarrollo de África, Asia, América Central y Sudamérica. La producción está fragmentada en multitud de pequeñas plantaciones familiares, cuyos propietarios suelen ganar lo justo para subsistir, por debajo del umbral de la pobreza. La situación de los cultivadores de cacao, la disparidad en la distribución del valor a través de la cadena de suministro y el desequilibrio entre la oferta y la demanda plantean serias preocupaciones. La solución requiere la participación de todos los amantes del chocolate.

Aliviar la carga sacando de la pobreza a los cultivadores

Aliviar la carga sacando de la pobreza a los cultivadores

Muchos cultivadores de cacao y sus familias siguen viviendo en la pobreza más absoluta, con un limitado acceso a los servicios básicos tales como la salud, la educación o el agua limpia. La lejanía de algunas comunidades agrícolas significa que únicamente los niños más afortunados puedan asistir a la escuela. Otros tienen que trabajar con sus padres y demás miembros de la familia para asegurar la subsistencia. Sólo mediante un planteamiento global, podrán aliviarse estas cargas y mejorar la vida de los cultivadores.

Mantenimiento de los medios de vida = Cadena de suministro de cacao sostenible

Mantenimiento de los medios de vida = Cadena de suministro de cacao sostenible

A pesar de que los árboles de cacao pueden producir hasta 2.000 kg de granos de cacao por hectárea/año*, las plantaciones de cacao son, habitualmente, pequeñas, de propiedad familiar, y producen una media de 500 kg/hectárea/año. Cada día, los agricultores deben enfrentarse a desafíos como las plagas, los árboles enfermos, la mala nutrición y los cambios climáticos. Muchos de ellos también carecen de formación básica relativa a las modernas técnicas de cultivo y gestión de las cosechas. Combinados, estos desafíos suelen dar lugar a precios más bajos cuando llevan sus granos de cacao al mercado. La lucha de los cultivadores de cacao por conseguir un salario digno también la sufren sus hijos, con el resultado de que un alto porcentaje de las próximas generaciones de cultivadores de cacao abandonarán la agricultura para ejercer otras profesiones.

*nota: 441 libras/acre/ año hasta 1764 libras/acre/año

Afrontar los desequilibrios mediante el intercambio de conocimientos y educación

Afrontar los desequilibrios mediante el intercambio de conocimientos y educación

Con demasiada frecuencia los cultivadores de cacao son excluidos de la participación en los beneficios generados a través de la cadena de suministro de cacao. Tan marcado es el desequilibrio que el precio medio de una sola barra de chocolate vendida en un país del primer mundo con frecuencia superará lo que gana un cultivador de cacao en una semana. Para muchas comunidades de cultivadores de cacao, el acceso a las modernas técnicas y prácticas medioambientales que podrían ayudar a los agricultores a aumentar sus rendimientos sigue siendo un sueño inalcanzable. El resultado es que, aun cuando la demanda de chocolate pueda crecer, la capacidad de los cultivadores de suministrar granos de cacao de calidad aceptable se verá amenazada.

Cacao-Trace: La realidad del cultivo de cacao en Costa de Marfil
Cacao-Trace: La realidad del cultivo de cacao en Costa de Marfil
Cacao-Trace: La realidad del cultivo de cacao en Costa de Marfil
Cacao-Trace: La realidad del cultivo de cacao en Costa de Marfil

Cacao-Trace: La realidad del cultivo de cacao en Costa de Marfil

En Costa de Marfil, las plantaciones de cacao son generalmente pequeñas y de propiedad familiar, pasando a menudo la tierra de generación en generación. En la región de San Pedro, donde se cultiva el cacao Forastero, el tamaño de las plantaciones de cacao de Cacao-Trace rara vez supera las tres hectáreas. Los cultivadores trabajan duro para mantener limpias sus plantaciones, cosechar dos veces al año, mantener la fertilidad del suelo y, cuando es necesario, podar o replantar sus árboles de cacao. También cultivan verduras y arroz para su alimentación. Los agricultores de Costa de Marfil que poseen más tierras, a menudo, combinan el cultivo del cacao con otros cultivos comerciales como el caucho.

Cacao-Trace: la vida como cultivador de cacao en Vietnam
Cacao-Trace: la vida como cultivador de cacao en Vietnam
Man delivering beans in Vietnam/es
Cacao-Trace: Life as a cocoa farmer in Vietnam/es

Cacao-Trace: la vida como cultivador de cacao en Vietnam

Las granjas vietnamitas suelen mezclar el cacao con el coco u otros árboles frutales locales, como el longan, el durián y el pomelo. La variedad local del cacao vietnamita, el Trinitario, es oriundo del delta del Mekong, así como de las regiones de los Highlands y Lam Dong. Estas regiones combinan un buen clima con un suelo fértil. El fruto se cosecha entre marzo y mayo y luego de nuevo de octubre a diciembre. Al igual que en otros países productores de cacao, las plantaciones de Vietnam son pequeñas y de propiedad familiar y requieren cuidados durante todo el año. En muchos casos, los cultivadores vietnamitas pueden complementar sus ingresos de la agricultura con otros trabajos cuando no es la temporada del cacao, ya que sus granjas, a menudo, se encuentran menos alejadas.

Cacao-Trace: el resurgimiento del cacao en Filipinas

Cacao-Trace: el resurgimiento del cacao en Filipinas

Se cree que el cacao fue introducido en Filipinas por primera vez por un marinero español alrededor de 1670. Desde comienzos del siglo XXI, su cultivo está floreciendo, combinado con el cultivo de la fruta, consiguiendo los agricultores diversificar sus ingresos. 
En la isla de Davao, los agricultores tienen un promedio de 5 hectáreas (12 acres). Plantan su cacao en sinergia con los ecosistemas del  lugar, principalmente de los cocoteros. El cacao es de la variedad Trinitario, cultivados en grandes viveros, para luego ser distribuidos. Después de 2 años, los árboles se cosechan, los granos de cacao se fermentan en cajas de madera y se secan bajo el sol siguiendo los más altos estándares de calidad.